100pies propone el canibalismo

100pies propone el canibalismo


Que rico seria comer una nalguita, bien sazonada, con arroz y habichuelas por el lado. No se si lo querría en BBQ, pero hay que admitir que una cervecita, par de panas, y unas costillitas humanas suenan de lo mas bien.

Analicémoslo, cada día nos hartamos de pollos, vacas, cerdos y otros animales extraños aglutinados en Hot Dogs. Estos animales son criados en un ambiente hacinado y con una alimentación dudosa y llena de fertilizantes que en el mejor de lo casos hacen que nuestra caca apeste a pisa y corre de Rio Piedras.

En este lado del continente una porción respetable de seres humanos tenemos la posibilidad de alimentarnos relativamente bien. Cierto es que en lugares como Somalía esos pobres niños no comen nada y no entiendo que ellos deberían ser los recipientes de nuestros apetitos insaciables.

Mas que estas personas, que se encuentran en situaciones de extrema necesidad, hablo de comernos a aquellos que para remediar su extrema glotonidad y/o su narcisismo enfermizo se dirigen a los cirujanos plásticos de su preferencia para “cropear” aquello que no sale bien bajo la cámara. Aquellos que prefieren que los piquen en cantitos antes de aguantar un poco el pico o simplemente meterle 15 minutos a la que trota. Aquellos atrevidos que por mejorar su imagen arriesgan su existencia.

Los doctores previamente mencionados son criticados ya que su trabajo es arreglar aquello que en la mayoría de las ocasiones no esta roto. Son doctores pero mas que eso, son estilistas glorificados y muy bien pagados. Propongo que estos doctores se reubiquen como carniceros humanos. Que habrán “Fast foods” de cuerito humano y hasta preparen “food drives” en los cuales se le regale esta codiciada carne a los mas necesitados.

Nos hartamos de nalguitas, de chichitos, y hasta de cuajitos. Creamos un descuento plástico para aquellos que permitan la venta de sus cantitos y creamos Dips y Vinos que combinen con la carne de Homosapiens.

Nos comemos nuestra grasa, dejamos de matar a otros animales simplemente para remediar nuestro apetito insaciable, y nos metemos xanax al otro día para seguir disfrutando de la navidad.

Bailen!

JLV

Pd. Cierto es que para muchos la cirugía plástica es un método para mejorar su estilo y calidad de vida. No los estoy criticando, simplemente me los quiero comer con papitas fritas.

2 Comments

Add yours

Leave a Reply