De las razones por la cuales es necesario afeitarse

De las razones por la cuales es necesario afeitarse


-lo prometido es deuda-

Se acerca mi tercera década y aun en esta etapa de mi vida los vellos faciales no se manifiestan de manera uniforme. Me sale algo de barbita que se confunde con parchos de ilusión de pelos por venir.

No obstante, aprecio la compañía del pelo en mi cara como un aviso al que me acompaña de que hace ya varios años, puedo guiar, puedo votar, y puedo beber en los 50 estados de la nación americana.

De esta forma, con un aprecio extraño al vello cabelludo, conozco yo a quien he llegado a pensar que puede ser buena compañía en un futuro próximo y lejano. Tal compañía,  se a ocupado de poner zapatos en mis pies (nunca chancletas) y cubiertos en mis manos (de la forma correcta).

Mi camino al entrelazarse con su camino a se a encontrado con nuevas aventuras, nuevos amigos y muchas noches de ocio y risas encontradas. Creamos un hemos, un nosotros, un vamos y una capacidad increíble para quedarnos aun cuando solos probablemente íbamos.

Así las cosas, entre las altas y bajas yo olvide la regla cardinal de toda relación. De momento, mi aprecio por mi barba pudo mas que el agrado que provocaba mi cara de niño a mi media naranja.

Lentamente mi barba creció y el cariño se debilito. Ella se alejo y solo en la distancia pude darme cuenta de como no se necesitan muchas razones -realmente se necesita solo una- para afeitarse.

Bailen!

JLV

Ps. Afortunadamente, nunca es tarde para aprender, que para toda barba, existe una navaja.

+ There are no comments

Add yours

Leave a Reply