¿Democracia? no gracias.

¿Democracia? no gracias.


Los Griegos y mas adelante los Romanos jugaron con la idea de crear un país donde los ciudadanos  llevaran el timón que guíara el sistema político. La idea era buena,  un país donde tomaran las decisiones quienes se ven mas afectados por sus resultados. Un país donde los ciudadanos se ocuparan de que sus decisiones y sus acciones siempre estuvieran enfocados en la búsqueda del bienestar general. De todos, para todos.

Quizas uno de los pensadores mas prominentes  de la epoca y que mas aporto al tema lo fue Aristóteles, quien se dio cuenta de  que los intereses de las clases ricas y pobres creaban un problema que solo seria resuelto si existía un entremedio saludable, una clase media grande que estableciera controles entre ambos polos.

El problema para Aristóteles era sencillo, los ricos no quieren dejar de ser ricos y los pobres solo quieren llegar a ser ricos. Solo un grupo intermedio, que no estuviera contaminado por la necesidad ni el poder podía establecer un equilibrio que favoreciera a todos por igual.

No estoy diciendo que estas expresiones sean acertadas, pero para bien o para mal son la base para el pensamiento político contemporáneo que de alguna forma concluyo que la democracia permitía establecer un balance entre grupos opuestos. Mas aun, todo esto se tiene que tomar en contexto, la ideas democráticas surgen de una necesidad de salir de tiranías sin precedentes que por mucho tiempo pisotearon a todo aquel que trato de mejorar las condiciones para todo aquel que no tenia sagre azul. Solo fue con el surgimiento de la burguesía que se levanto un grupo lo suficientemente rico y poderoso como para quitarle la coronita al mongoloide de turno.

Por ello, con la revolución francesa llegamos a la susodicha democracia que basa sus ideas en la noción de una clase media capaz de gobernar, capaz de tomar decisiones de todos y para todos. El miedo a la tiranía nos llevo a establecer un sistema que redistribuía el poder en el pueblo. Un pueblo sin educación, sin amor a su patria, un pueblo sin ciudadanos.

Y aquí fue quizás donde mas importante era leer a Aristóteles y a su compadre Platon. Un pueblo sin educación es un pueblo sin ciudadanos. Creamos un sistema que al final del día se dejar llevar por el demagogo de turno.

Creamos democracia sin clase media y al hacerlo le regalamos el poder otra vez a las clases dominantes quienes a fuerza de cupones y tarjetas de crédito mantienen drogadas a las masas.

Permitimos que nos gobernaran personas que entienden que la chabacanería es aceptable en nuestros gobernantes, que la apariencia física es un factor determinante y que la ignorancia no es un factor importante al momento de emitir tu voto.

Me equivoco? Critico sin dar opciones?

Quizas.

Pero un día de estos te invito a que leas los comentarios* en alguna de las paginas cibernéticas de los periódicos de nuestro país. Y si luego de eso, crees que un poco de educación, un poco de preparación no es necesaria antes de emitir un voto, pues bienvenida sea para ti, la democracia.

Pero para mi,

¿Democracia? no gracias.

Bailen!

JLV

2 Comments

Add yours
  1. Alex Lebronster

    “(…) un día de estos te invito a que leas los comentarios en alguna de las paginas cibernéticas de los periódicos de nuestro país. Y si luego de eso, crees que un poco de educación, un poco de preparación no es necesaria antes de emitir un voto, pues bienvenida sea para ti, la democracia.”

    ¡¡Exacto!! Gracias…

    http://discriminacionpr.wordpress.com/

    • 100 PIES

      Alex,

      La realidad es que fueron los comentarios ofensivos, irresponsables y vergonzosos de nuestros compatriotas lo que inspiraron esta entrada.

      Supongo que la estupides de unos es la inspiracion de otros.

Leave a Reply