En peligro de extinción

En peligro de extinción


A las cinco de la madrugada, mientras el Presidente de la Universidad de Puerto Rico probablemente duerme, los miembros del equipo de natación de esta institución se lanzan al agua helada de la piscina del complejo deportivo para comenzar su práctica matutina. A esa misma hora, estudiantes pertenecientes al Cuadro de Honor del Decano están leyendo por última vez el material por el cual serán evaluados en sus exámenes del día.

Son estas personas, mediante sus logros, quienes divulgan la calidad de nuestra Universidad. El atleta que gana una medalla en las justas de la Liga Atlética Universitaria y el egresado exitoso mantienen la reputación de la institución. Más aún, sus actuaciones destacadas son de mayor vitalidad cuando las técnicas de mercadeo de la entidad son mínimas, si algunas.

En la Universidad de Puerto Rico, la exención de matrícula es el único estipendio que se les ofrece a estos alumnos que se sacrifican a diario no sólo por alcanzar sus metas personales, sino también para hacer alarde del prestigio de su alma máter.

Estas exenciones, a la vez que reconocen y promueven la excelencia, son un mecanismo que estimula la matrícula de personas talentosas que no cuentan con los recursos para costear una educación universitaria. Especialmente, permite que residentes de áreas rurales estudien en un recinto lejos de su hogar, al no tener que incurrir en gastos de matrícula adicionales a los de hospedaje, entre otros.

Sin embargo, esta recompensa se encuentra en peligro de extinción. Con el pretexto de ahorros en el presupuesto, la Junta de Síndicos declaró en la Certificación 98 2009-2010 una moratoria en la concesión de exenciones de matrícula, excepto aquellas que la misma Junta reconozca y otorgue mediante certificación.

Esperemos que la propuesta sobre este asunto que se está desarrollando durante este mes de marzo tenga en cuenta el futuro de nuestra Universidad más allá de los asuntos financieros, así como la educación de la próxima generación de nuestro país.

NPR

Ps. Este articulo fue publicado en el Nuevo Día en la sección de voces. La que lo escribió es buena amiga y nueva 100pie colaboradora (aunque todavía no lo sepa).

Bailen!

+ There are no comments

Add yours

Leave a Reply