Fortuño se viste de Oprah

Fortuño se viste de Oprah


Luego de una llamada larga en la cual me entero que gane 1,000 dólares, la señora me comunica que es necesario que provea mi numero de tarjeta de crédito, ya que es requisito para  obtener esta suma, hacer una compra de 200$ dirigidos a una suscripción a una revista de mi predilección.

Es un buen negocio me dice la señora. La revista normalmente cuesta 150$ dólares al año y con todo y eso te sobran 700$ para gastar en ese “Shopping Spree” que sabes que ya te estas mereciendo. “Ponte a pensar, todo te lo  regalamos ya que ni con la suscripción de la revista ganamos.”

Eso fue ya hace unos meses y me atrevo a decir que robe la historia de mi queridísima media naranja. Finalmente, mi queridísima no mordió la manzana de la tentación aun cuando fue grande la emoción que esta llamada provocó.

Más recientemente son muchos los ejemplos de caballos regalados que valía la pena mirar su dentadura. Ofertas de viajes a Timboctu por un centavo y promesas de penes alargados por poco menos que dos o tres pagos (de 19.99$).

Hoy quede anonadado por el nuevo “informertial” que el gobierno de Puerto Rico le presento a sus constituyentes. Villas y castillas fueron prometidas por nuestro pequeño gobernador envueltas en reducciones de contribuciones para todos los televidentes.

“Mas dinero en tu bolsillo” decía nuestro queridísimo gobernador. Fortuño en “prime time” era Oprah y regalaba automóviles a todos, mientras nuestros ojos crecían y la distancia entre nuestras casas y Plaza las Américas se reducía.

Irónicamente, espero sin mucha esperanza equivocarme y no ver llegar el sabor amargo de aquello que suena demasiado bien para ser saludable.

Recuerdo que donde hay justicia contributiva para todos también hay oportunidad para unos pocos de aumentar su bolsillo mientras otros muchos se quedan sin trabajo.

Recuerdo todas estas cosas y prefiero dejar el dinero en mi bolsillo y ahuyento la tentación de una revista más para hacer caca.

Bailen!

JLV

3 Comments

Add yours

Leave a Reply