La puta.

La puta.


Esta entrada tiene que ver con mi enojo total y rotundo con la vecina de la esquina, a quien gentilmente he apodado como la puta. Quizás parezca un poco fuerte decirle puta a una persona que ni conozco pero díganme ustedes después de que lean los acontecimientos si les parece que es una puta o no. (Puta en todo el sentido de la palabra, y quizás con otros significados que me parece que la palabra resume bastante bien).

Acá en Estados Unidos las paredes son de lo más finitas. Tan finitas que es casi inevitable no escuchar al vecino cuando prende el microonda o el televisor, o los murmullos cuando hablan. Pero de ahí a escuchar otras cosas pues ustedes me dirán.

Nada, el punto es que tengo una vecina bien LOUD. Lo escribo en mayúscula porque ella tiene la necesidad de hablar gritando. Como si estuviera en la Plaza de Mayo haciendo demostraciones. Sus amigos se unen a la lucha varias veces en semana y contribuyen a estas demostraciones hora tras hora, una lucha larga que trasciende y retumba en mis paredes hasta las 6-7 de la mañana (estamos hablando de lunes, martes, miércoles y jueves) y que francamente no puedo contar las veces que me ha quitado el sueño. La vecina también ha decidido regalarme demostraciones auditivas de sexo pornográfico, de ese que no parece ni real pues lo único que escucho es un aaaaaaaa, aaaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaaaaa, aaaaaaaaaaaaaaaa (como los puercos que matan para poner en las varitas de guavate). Naturalmente tuve que quejarme, y simplemente le dije a la manager que por favor le indicara que bajara la voz durante la semana. Aparentemente le llegó el memo porque una noche entrando a mi apartamento la vecinita me gritó en el pasillo “i don’t think i’m fucking loud” prosiguió a tirar la puerta y a hacer más ruido todavía.

Esto fue todo el semestre pasado.

Este semestre nuevamente me encuentro con la situación. Pero el amor color de rosa de la vecinita se acabó y ahora me regala peleas con su novio y sexo de reconciliación (que hay que darle crédito porque a veces mete mano hasta las 4 de la mañana, vaya que energía!!!!). El otro día en el pasillo el novio le grito y cito “ you’re a fucking psycho, leave me the fuck alone”, cinco horas después, sexo pornográfico. (Y para que se rían les cuento que estaban discutiendo porque él se hizo el pelo y ella le dijo que “it looked like shità Entiéndase que yo escucho todo esto desde la tranquilidad de mi sofá). Los partys continúan, ella sigue hablando alto y yo sigo perdiendo sueño.

PERO TODO ESTO TIENE UN FINAL FELIZ, O POR LO MENOS ESO ESPERO.

Hoy en una de sus griterías fue otra la vecina quien se quejó. Y el discurso se dio de la siguiente forma:

(Vecina encojona toca la puerta de la vecinita)

VE: Listen, I am tired of hearing you scream and talk all night long. I had a lot of stuff to do today and you kept me up all night. I’M TIRED OF IT. I already complained to management and your other neighbors did too.

Vecinita: I’m sorry

VE: Yeah you better be sorry you little bitch, you better get your act together ‘cause I’m pretty sure your mom doesn’t know the things that you do in here.  And this goes for you too “bubba” because you contribute to the noise.

EL TIPO: We apologize “miss”

VE: DID YOU JUST CALL ME A BITCH????
TIPO: NO, I SAID MISS, WHY WOULD I CALL YOU A BITCH. I WOULD NEVER DO THAT I HAVE A GRANDMA.

VE: WELL YOU BETTER START RESPECTING PEOPLE AND RESPECTING YOUR NEIGHBORS, IF I HEAR YOU SCREAM ONE MORE TIME I SWEAR TO GOD…..FUCK YOU!

TIPO: YEAH FUCK YOU TOO BITCH.

Ya luego les cuento si finalmente la botan del apartamento…

BAILEN!

AMRF

3 Comments

Add yours
  1. Kofla Olivieri

    Cierto, las paredes aqui en Estados Unidos, especialmente en las ciudades grandes son demasiado finas. A veces se oye hasta el peo que se tira el vecino. Yo llevo viviendo en el mismo apartamento casi diez años, los vecinos de abajo tienen guerra de violencia domestica por lo menos una vez a la semana. Hasta la policia ha tenido que intervenir. Como las cosas no van a cambiar yo lo que hago ahora es que cuando empiezan a pelear le subo el volumen al radio. Saludos!

Leave a Reply