¿Marrón?

¿Marrón?


Aparentemente esa es la interrogante que de ahora en adelante los latinos tendremos que preguntar cada vez que crucemos las líneas estatales hacia Arizona.

Ahora te preguntarás: ¿Pa’ qué carajo quiero yo ir a Arizona? ¿No es ese estado un desierto gigante sin nada que aportar? A ambas preguntas podría contestar, que aun cuando la respuesta fuera una que nos aleje de este lugar, debemos no obstante mantener un ojo en el estado rojo que a los latinos  ha decidido arrestar.

Y es que desde hace una semana en Arizona, el parecer latinos nos hace el blanco de una investigación policíaca. Esto ya que los blanquitos racistas de este estado han decidido que no van a soportar más que los latinos sean la fuente que sustenta la economía. Más aun, han decidido que la manera para asegurarse que ningún latino ilegal pueda contribuir al sustento del estado, es estableciendo una ley que hace que el color de tu piel y el acento de tus palabras te haga un sospechoso que es necesario arrestar.

En Arizona hay que ser blanquito, o por lo menos negrito de esos de verdad, nada de mezclas extrañas que permitan que se confunda la raza superior con la servidumbre. De esta forma, los azules podrán detenerte por ostentar tal mezcla, sin importar lo inconstitucional que resulte que ser de un grupo social, le de a estos la causa probable necesaria para revisar tus documentos, y ante la falta de estos, detenerte indefinidamente.

Y ya son muchos lo que se han indignado por tal acción estatal. Muchos ya pretenden cuestionar su legalidad y otros hasta han propuesto limitar la capacidad económica del estado rojo.

Yo no creo que sea necesario que se declare inconstitucional tal legislación. Me parece que sería más efectivo que estos blanquitos tengan  la oportunidad de ver el resultado de sus sueños de una raza Aria superior.

Dejémoslos allí, solitos y blanquitos. Sin inmigrantes que trabajen la tierra todos los días. Dejémoslos solitos, recogiendo frutas por salarios bajos y sin beneficios. Así, cuando sus caras blancas queden plasmadas por el calor y  el sol verán ellos mismos como el color del trabajo, del esfuerzo, y del sacrificio, siempre se pinta de marrón.

Bailen!

JLV

+ There are no comments

Add yours

Leave a Reply