Mi héroe, el gran Mr. Steven Slater

Mi héroe, el gran Mr. Steven Slater


En la madrugada del martes, en la que llevaba unas siete horas tratando de conciliar el sueño, el cual fue fallido aunque habían dos Panadol PM en mi sistema, descubrí a mi héroe: Mr. Steven Slater.

Como a las 5:30 de la mañana, dejé de tratar de dormir. En otro momento histórico hubiese agarrado la tele para ver reruns de “The Nanny” o algo así, pero ahora he sustituído el televisor por el internet del celular – el cual es súper lento, y odioso – para entrar a Twitter y a Facebook. Yo no salgo de ahí. Voy de un network social a otro sin vacilar. No me interesa ver mi email, no me interesa ver páginas bonitas (los celulares todavía no están equipados para eso, quizás el iPhone es el menos que sufre estas circunstancias); sólo me interesa leer status y tweets de mis “amigos” o de las personas que sigo.

Casualmente sigo al periódico New York Times. Como a las 6 de la mañana, leo este tweet:

Esto capturó mi atención en sobremanera. Rápidamente entré al link y leí la noticia. Les haré la sinopsis de lo sucedido: (Para ver la noticia completa, pueden leerla aquí.)

Este azafato de JetBlue, Mr. Steven Slater, quien llevaba 20 años en el campo de la azafatería, estaba tratando de ayudar a un pasajero a acomodar un bulto muy pesado en el compartimiento superior. El bulto se le cae en la cabeza a Mr. Slater. Mr. Slater le pide al pasajero que se disculpe por lo sucedido, y el pasajero, en vez de disculparse, lo insulta.

En ese momento decidió que ya era suficiente… Fue al altoparlante, dijo: “It’s been great!” (¡Ha sido genial!), agarró una cerveza del carrito y se deslizó fuera del avión por una salida de emergencia.

Un rato después, la policía iba a arrestarlo en su casa en Queens, NY. Para los conocedores de la serie Law and Order, y especialmente de la serie Special Victims Unit, este dato les va a parecer interesante: lo estaban transportando a la prisión de Rikers Island ayer por la tarde.

En menos de dos días, Mr. Slater se ha convertido de un Juan del Pueblo cualquiera que lidia con tratos similares en su día a día, en un héroe virtual. Hay más de 10 páginas públicas en Facebook a su honor. ¡Entra a la mejor de todas aquí!

Obviamente, yo quiero ser como él. ¡Quiero deslizarme al camino de la inmortalidad! Y a lo no tan lejos, escucho un avión pasar…

¡Sopa de caracol!

RNHP

+ There are no comments

Add yours

Leave a Reply