Ninguna Cosa.

Ninguna Cosa.


No se que escribir, por lo cual no escribiré nada, no solamente eso sino que al terminar de leer esto te habrás dado cuenta que nos has leído nada y te peguntarás: ¿qué hice con los varios segundos que me tomo leer nada, en realidad hice algo?

Que sabios son las y los vagonetas (i.e. los expertos especializados en hacer nada) de nuestra tierra, siempre están en nada. ¿Acaso conocen ellos de algún secreto existencial traído desde la antigüedad, desde las primeras gentes a nuestro presente?? Nahhh, no creo, les estoy dando mucho crédito y eso  es algo, ellos simplemente son la personificación perfecta de la nada.

Ahhh, espero que estas sabias palabras, que quedaron, bueno ya tu sabes en nada, te inspiren a que medites en nada y termines con nada.

Sabia la mujer que siempre decía “Nada, no, pues todo…”, pero eso es otro tema para otro día.

Estas leyendo nada y en nada se quedó… este mensaje se autodestruirá en… !Oye!!, nunca se destruirá, lo que es nada nunca existió y lo que no existe no puede ser destruido, o será como decían los antiguos griegos: ¿Podríamos destruir la idea perfecta de lo que es la nada y así destruir la nada? Pero entonces estaríamos pensando en nada. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo uno piensa en la nada? Si estás pensando en algo, no estas pensando en nada. Por lo tanto, la nada es indestructible, es impensable, es inalcanzable.

CESL

+ There are no comments

Add yours

Leave a Reply